Ideas e ilusiones para implementar una agenda global de desarrollo en América Latina y el Caribe

Philipp

por Philipp Schönrock, Director de Cepei (Centro de Pensamiento Estratégico Internacional) , Colombia. Twitter: @InfoCEPEI

 

 

 

En el  2015 estuvimos lo suficientemente ocupados en las negociaciones y adopción de la Agenda 2030, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), las nuevas prioridades globales de desarrollo, con principios claros de universalidad, no dejar a nadie atrás, y haciendo un claro llamado al trabajo multisectorial.

La misma declaración lo afirma: “Este plan será implementado por todos los países y partes interesadas mediante una alianza de colaboración[1]. Desde su construcción, los objetivos tuvieron como referente importante la inclusión de distintos actores en las consultas previas, y en las negociaciones intergubernamentales para su definición.

El trabajar en sectores (silos), una de las principales críticas para la implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), antecesores a los ODS, es uno de los mayores obstáculos por superar que tiene esta nueva agenda global de desarrollo.

Hasta se creó un objetivo completamente dedicado a “Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible”[2], orientado a que exista un trabajo conjunto de todos los actores del desarrollo en asuntos financieros, tecnológicos, de creación de capacidades, y manejo de datos para la implementación de la Agenda.

Sabemos que los Estados, aunque sean los principales responsables por el desarrollo de sus sociedades, no tienen la capacidad institucional para atender todos los problemas y demandas de desarrollo: la pobreza no existe únicamente en el Sur global, sino que también hay muchas personas viviendo en pobreza en los países más desarrollados. Asuntos como la atención en salud, educación de calidad, y calidad de vida en las ciudades, entre muchos otros, no respetan esa división hecha hace unas décadas entre países desarrollados y en vía de desarrollo. La inequidad es una creciente realidad en el mundo entero.

Es por esto que pensamos que la participación activa y la vinculación de todos los actores del desarrollo es el factor diferencial de esta agenda. El trabajo multisectorial, por tanto, no solo se debe darse por un compromiso político, sino tenemos que generar conjuntamente un bien social.

Desde Cepei, como centro de pensamiento, estamos buscando la manera más eficaz de aportar ideas e insumos a la agenda en los ámbitos regionales y locales. Consideramos que existen tres temas principales en donde los diversos actores pueden confluir y tomar acciones concretas de apoyo:

  1. Gobernanza: desde la mera participación en estructuras políticas existentes para la implementación, hasta el ejercicio de control sobre las acciones gubernamentales generan un amplio abanico de posibilidades para que los demás actores se vinculen, dando sus diferentes insumos.
  2. Financiación al desarrollo: Los diferentes actores deben orientar tanto la generación de nuevos recursos como su gestión y rendición hacia el logro de los ODS como prioridad, dejando a un lado el cómodo estado de Business as Usual.
  • Datos para el Desarrollo: el problema hoy no es la ausencia de información. Según IBM, el 90% de todos los datos que generan dispositivos como smartphones, tabletas, vehículos y electrodomésticos conectados nunca se analiza. Hoy más que nunca todos los actores poseen gran cantidad de información que sería de enorme utilidad para la creación de políticas públicas basadas en evidencia, y que por tanto, es un potencial de colaboración importante para la implementación.

El trabajo multisectorial para la implementación de la Agenda 2030 puede compararse a un rompecabezas totalmente desarmado: Cada una de las fichas de ese rompecabezas es importante, ya que no puede verse completamente terminado si hacen falta fichas, o no se disponen de la forma correcta. Cada ficha tiene una forma diferente, y es en esa diferencia donde puede apreciarse el aporte que hace cada una a completar el rompecabezas.

Cada uno de los actores involucrados tiene modos de operación diferentes, objetivos a veces divergentes, y responden a diversos tipos de intereses, pero esto no quiere decir que alinear sus fuerzas en pro del desarrollo sostenible sea una tarea imposible. Para esto, existen plataformas como Together 2030, que facilitan la comunicación y producción de conocimiento constante sobre cómo colaborar, en qué condiciones, encontrando las potencialidades y retos que los actores tienen para poder aportar.

[1] Introducción del documento: Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible

[2] Es el ODS 17.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s